Una jugada muy polémica se vivió en el cierre del primer tiempo entre Boca e Independiente Del Valle.

Pablo Pérez lanzó un centro que se fue largo y se dirigió al arco de Librado Azcona, quién descolgó el balón y se metió dentro del mismo, traspasando todo el balón, acción no apreciada por los árbitros.