Tras dejar Siria, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y Etiopía huyendo de la persecución y la guerra, 10 jóvenes formarán el primer Equipo Olímpico de Refugiados (ROT, por sus siglas en inglés) y participarán este verano en los Juegos de Río de Janeiro.

El Comité Olímpico Internacional (COI) dio a conocer los nombres de los seleccionados, residentes actualmente en Kenia, Brasil, Alemania, Bélgica y Luxemburgo.

En la ceremonia de apertura de los Juegos, el Equipo Olímpico de Refugiados desfilará con la bandera olímpica por delante del equipo de Brasil, el anfitrión.

La mitad del equipo, cinco atletas, huyó de la guerra de Sudán del Sur y vive ahora en Kenia: Yiech Pur Biel, que correrá los 800 metros; James Nyang Chiengjiek, los 400; Paolo Amotun Lokoro, los 1.500; Anjelina Nada Lohalith, los 1.500 femeninos; y Rose Nathike Lokonyen, los 800 metros femeninos.

Han sido también seleccionados dos jóvenes sirios que competirán en natación: Rami Anis, nadador internacional en su país que huyó a Bélgica junto a su familia para evitar ser llamado al ejército; y Yusra Mardini, que también había representado a su país en diversas competiciones internacionales antes de la guerra y que llegó el año pasado a Berlín junto a su hermana tras dejar Damasco.

El etíope Yonas Kinde, que vive en Luxemburgo desde 2015, formará asimismo parte del equipo después lograr la mínima olímpica para Río en el maratón de Frankfurt de 2015.

En Brasil, el país anfitrión, viven los otros dos atletas seleccionados, originarios de la República Democrática del Congo: Yolande Bukasa Mabika y Popole Misenga, que pidieron asilo en el país sudamericano cuando participaron en los Mundiales de Judo celebrados en Río en 2013.