En el 2010, Mario Balotelli era uno de los jugadores más prometedores del mundo. Al italiano le fue otorgado el prestigioso premio Golden Boy, presentado al mejor futbolista joven en Europa.

Ese mismo año, fue fichado por el Manchester City, donde conquistaría una Premier League y una FA Cup, siendo el jugador más valioso en la Final ante Stoke City.

La Euro del 2012, donde anotó un impactante doblete ante Alemania en la semifinal, parecía indicar que el cielo era el tope para el controversial jugador.

Pero entonces todo se vino para abajo. Tras salir del City en el 2013, Balotelli nunca logró volver a ser consistente, y tras múltiples indisciplinas, terminó sin equipo.

Después salir del Brescia en el verano del 2020 al no presentarse a varios entrenamientos, el ‘Nene’ no ha fichado con ningún club pero fue visto entrenando con el Franciacorta de la Serie D.

Aunque no se ha oficializado ningún contrato, Balotelli llegó al equipo de cuarta división debido a que el presidente Eugenio Bianchini es amigo de su hermano, Enock.

Además, el delantero Alessandro Bertazzoli tendría una amistad directa con el exjugador del Inter de Milán, AC Milan y Olympique de Marseille, entre otros.

Algunos de los equipos vinculados con el siempre controversial jugador han sido el Genoa, el CFR Cluj de Rumania y el Flamengo brasileño. 

TE PUEDE INTERESAR: Erling Haaland está “casi obsesionado con el éxito”, asegura Michael Zorc