Renacer de una final, tiene todo el mérito y si eso te hace campeón de Europa, aún más.

Asi festejó el Sevilla después de ganar su tricampeonato, ahora ante Liverpool. Su clásico himno, la gente desbordada en las gradas, el trofeo entre los aficionados y los jugadores unidos en un mismo júbilo y tantas emociones en un mismo lugar.

¡Disfrútenlo!