La expectativa generada por el choque entre Chiefs y 49ers de este domingo en el Hard Rock Stadium de Miami ha llegado a tal grado que ya se ha convertido en el Super Bowl con las entradas más caras de la historia.


Y es que em reconocidos sitios de reventa legal, el boleto más barato para acudir al Super Bowl LIV ya ha alcanzado los 7 mil dólares (cerc de 132 mil pesos mexicanos), cifra que supera por mucho los 4 mil 667 (aproximadamente 88 mil pesos mexianos) dólares por ticket que promedió el hasta ahora juego más caro de la historia de la NFL, el Rams vs 49ers de la pasada temporada.

Uno de los factores que podría haber contribuido a esta alza de precios es que el de mañana será el Super Bowl celebrado en un estadio con la menor capacidad en los últimos 10 años, alrededor de 65 mil espectadores.

Pero si la cifra del costo del boleto más barato es asombrosa, la de la entrada más cotosa simplemente es difícil de creer, ya que su precio se encuentra en torno a los 214 mil dólares (más de 4 millones de pesos mexicanos).