El Sporting de Portugal ha reaccionado al fichaje de João Mário por el Benfica y señala al jugador y al Inter Milán, porque sospecha que acordaron rescindir contrato para no tener que pagar unos 30 millones de euros previstos en caso de que el centrocampista recalara en un club luso.

Pocas horas después de que se confirmara la llegada del internacional luso al Benfica, con el que ha firmado hasta 2026, el club verdiblanco, que estuvo también interesado en hacerse con él para la próxima temporada, ha emitido un duro comunicado.

En él sostiene que en 2016, cuando se produjo la transferencia de João Mário para el Inter, “el club italiano y el jugador João Mário se comprometieron, entre otras cosas, a efectuar un pago adicional de 30 millones de euros siempre y cuando el jugador acabara siendo inscrito a favor de clubes portugueses”, entre ellos el Benfica.

Pero al haber rescindido el Inter y el jugador su contrato “por acuerdo”, el centrocampista pudo firmar libremente con el Benfica, quedando sin efecto esa cláusula, circunstancia que los verdiblancos creen que fue deliberada.

“Es convicción del Consejo de Administración del Sporting”, dice el comunicado, “que fue usado un expediente para que el Inter y el jugador João Mário buscasen eximirse de lo que contrataron con el Sporting en 2016”.

“El Sporting Club de Portugal no alimentará públicamente este folletín, que busca desviar las atenciones incómodas sobre otros asuntos de actualidad”, continúa, aunque “no dejará de defender los intereses” verdiblancos, “responsabilizando a los intervinientes por los daños causados y por incumplimiento de las obligaciones asumidas”, tomando las acciones legales que considere pertinentes.

João Mário se formó en la cantera del Sporting y en el verano de 2016, tras ganar la Euro de Francia con Portugal, cotizó al alza como medio organizador y lo acabó comprando el Inter de Milan por 40 millones de euros y un contrato hasta junio de 2022.

Sin embargo, en el Inter no cuajó y encadenó varias cesiones, primero en el West Ham y luego en el Locomotiv, hasta que el pasado verano acabó prestado en el Sporting, club con el que ganó la Liga y fue titular indiscutible.

Tras su excelente rendimiento en la medular, el Sporting mostró interés para que siguiera en el club, pero le salió como competidor su eterno rival lisboeta, el Benfica, con el que en los últimos días se especulaba sobre un inminente acuerdo.

Ver más: LEBRON JAMES SE QUIERE RETIRAR CON LOS LAKERS