El día por fin llegó: el Super Bowl LV entre los Tampa Bay Buccaneers y los Kansas City Chiefs. De un lado, Patrick Mahomes y Andy Reid. Del otro, Tom Brady y Bruce Arians.

Los actuales campeones, buscando defender su corona ante una figura casi mítica, en búsqueda de un histórico séptimo anillo de la NFL.

Los ‘Bucs’, ante aproximadamente 25 mil personas en su propio estadio — el primer equipo en jugar el partido por el Trofeo Vince Lombardi en su casa— contaban con todo lo necesario para salir victoriosos.

Harrison Butker fue el primero en escribir su nombre en el marcador, al concretar una corta serie ofensiva con un gol de campo de 49 yardas.

Pero, como se esperaba en su llegada a Tampa Bay, Rob Gronkowski no dejó que otros fueran el centro de atención. Un pase pantalla de Brady de ocho yardas culminó con la anotación de 'Gronk', y el 7-0 tras el punto extra. 


Tras una serie ofensiva en la que Ronald Jones surgió como protagonista, los Buccaneers se colocaron nuevamente en la zona roja, pero una aguerrida defensiva de los Chiefs increíblemente aguantó en la línea de gol en dos oportunidades para mantener la diferencia de cuatro puntos. 


La conexión de siempre, entre Brady y Gronkowski, se volvió a hacer presente en los minutos finales de la segunda mitad, cuando el ala cerrada recibió un pase de 17 yardas para el 14-3, tras el punto extra.

    

Un segundo gol de campo de Butker recortó distancias, pero dos interferencias de pase, una de Bashaud Breeland y otra de Tyrann Mathieu, le dio otra chance más a Brady, que no perdonó. 


Antonio Brown, tras una controversial temporada que iba a comenzar con los Oakland Raiders, colocó el 21-7.


Tras el espectáculo de medio tiempo de The Weeknd, Butker confirmó ser de los más enchufados de los Chiefs, logrando un gol de campo más para dejar a los ‘Bucs’ a 12.


Una corrida de 27 yardas de Leonard Fournette en la siguiente serie ofensiva aplastó la inercia de Mahomes y los Chiefs, y pareció acercar a Brady cada vez más al séptimo anillo.

Tras un gol de Succop, Tampa Bay se puso adelante 31-9. La pesadilla de ‘Showtime’ parecía no tener fin, al lanzar una intercepción instantes después.

Mahomes parecía no contar con la ayuda necesaria para remontar la improbable montaña adversa, hasta lanzando un pase directo a las manos de Byron Pringle a pesar de estar cayéndose, pero el receptor hizo eco de la actuación de los Chiefs y no aseguró el ovoide.

Merecidamente, los Buccaneers se coronaron campeones del #SBxFOX.

Marcador final: Tampa Bay 31 – 8 Kansas City. ¡Tom Brady es nuevamente campeón del Super Bowl!