Ignacio Ambriz ya se puede llamar técnico campeón del futbol mexicano. 


Tras vencer 2-0 a Pumas en la vuelta de la final del Guard1anes 2020, Ambriz obtuvo su primer corona como entrenador; el punto más alto de una carrera que comenzó en el 2003.

En charla con Fernando Schwartz, el estratega del León explicó que una de las claves para triunfar fue sobreponerse a la derrotas en el pasado.

“Ahorita todavía no me cae el veinte de lo que ha pasado. Muy agradecido primero con Dios de cumplir un objetivo que nos habíamos propuesto desde hace dos años. Habíamos llegado a la Final contra Tigres, pero creo que nos ganan bien”, comentó ‘Nacho’.

Los goles de Emmanuel Gigliotti y Yairo Moreno en un vacío Nou Camp significaron el punto más alto en la carrera como entrenador, que comenzó en el Estadio Cuauhtémoc en el Clausura 2003 ante Puebla.

“A lo mejor mucha gente no se da cuenta de eso pero son los palos que te hacen reaccionar, los palos que te hacen volverte a reubicar. Consecuencia de eso es que hemos podido hacer una gran Liguilla, trabajarla para ser campeones”, se sinceró Ambriz.

En Agenda Fox Sports, el estratega campeón dijo que basa el primer lugar en la dedicación del equipo en los últimos años, y que pronto le podría abrir las puertas a mejores oportunidades.

“Esto lo comenté mucho antes de ganar un título. Sí me interesa mi selección. Al día de hoy no porque hay un gran entrenador que está haciendo muy bien las cosas”, comentó.


TE PUEDE INTERESAR: Tras la gloria del título, Ignacio Ambriz buscaría a la Selección Mexicana en un futuro