El central barcelonista Gerard Piqué, que se retiró del partido ante el
Napoli con problemas en el tobillo izquierdo, únicamente sufre una
contusión y su presencia no peligra para el partido del próximo domingo
en el Bernabéu ante el Real Madrid.

Piqué tuvo que ser sustituido
por Lenglet en el minuto 90, después de que en un despeje cayera mal y
se torciera el tobillo izquierdo.

Se retiró con ostensibles muestras de
dolor, pero hoy ha realizado recuperación post partido con normalidad.

En
el entrenamiento de este mediodía han participado los jugadores
disponibles -siguen lesionados Luis Suárez y Dembélé, de larga duración,
así como Sergi Roberto y Jordi Alba-, además de los jugadores del
filial Iñaki Peña, Ronald Araujo, Akieme, Riqui Puig, Collado y Ansu
Fati.