Boca Juniors quedó sentenciado luego de un insólito error de Agustín Orión, que quiso darle un pase muy arriesgado a un defensor y le dio la pelota a Julio Angulo.

El delantero de Independiente del Valle llegó a puntear la pelota y se fue solo hacia el arco, que estaba vacío por el adelantamiento del arquero.

Orión volvió a cometer un error, tal como lo había hecho en los cuartos de final de la Copa Bridgestone Libertadores 2008 ante Liga de Quito. En ese caso también fue en condición de local y le costó la eliminación del conjunto del Bajo Flores.