La situación de Antoine Griezmann con el Barcelona luce cada vez más complicada.

El francés ha ido al banquillo en tres de los últimos cuatro partidos, y en el partido de este martes contra el Atlético de Madrid, Setién lo metió al minuto 89.

La familia de Griezmann ha reaccionado ante el trato del técnico cántabro y le han recriminado por los pocos minutos que tiene dentro del terreno de juego.

El padre del delantero francés criticó la falta de poder de Setién dentro del vestidor blaugrana arremetiendo contra las declaraciones de que hablaría con el francés pero que no le pediría disculpas.

“Para poder hablar debes tener las llaves del camión, y tú simplemente eres un pasajero”, escribió el papá en redes sociales y posteriormente lo eliminó.

Además, el hermano Griezmann también arremetió contra el cántabro, pero de igual manera borró la publicación unos minutos más tarde.

“Quiero llorar en serio. Dos minutos…”. 

No es la primera vez que un familiar de algún jugador del Barcelona despotrica contra Quique Setién, recordando que hace unos días lo hizo la mamá de Arthur Melo.