Fuerte conmoción en el fútbol argentino tras darse a conocer que Rodrígo Espíndola, jugador de Nueva Chicago, falleció dos horas después de haber recibido dos disparos en un intento de robo en su domicilio.

El lamentable suceso fue capturado por las cámaras de seguridad y se ve cómo Espíndola lelga a su casa con su mujer y su hija y recibe los disparos.

Lamentablemente todo terminó de la peor manera y Rodrigo murió a las dos horas.

El fútbol argentino está de luto.