El fondo de inversión internacional CVC, que ha llegado a un acuerdo con Laliga para inyectar dos mil 700 millones de euros para “impulsar su crecimiento y continuar la transformación hacia una compañía global de entretenimiento digital”, dio valor, antes de entrar en el futbol, a las marcas Fórmula 1 y MotoGP, en este último caso, con la compra de sus derechos a Banesto en el año 98 por 71.50 millones de euros y su posterior venta en 2006 por 525 millones de euros.

Fuentes del sector financiero dijeron que “no es sencillo encontrar una inversión de este perfil con LaLiga en la industria del deporte, pero este fondo pone dos mil 700 millones de euros por la creación de una nueva sociedad donde CVC tendrá una participación de un 10 por ciento del capital, manteniendo a los actuales ejecutivos en LaLiga y con su plan de negocio en marcha, dando confianza y garantías”.

Según el portfolio oficial de CVC este fondo de inversión gestiona empresas como Deoleo -Koipe, Hojiblanca y Carbonell-; Bretitling o Naturgy; y dentro del deporte en los últimos años ha llegado a acuerdos para explotar el mundo del rugby, con la entrada en la Liga inglesa de rugby, el torneo Seis Naciones o la Federación Internacional de voleibol, en estos casos para poner el foco en la generación de derechos audiovisuales.

La experiencia en España del fondo CVC en el mundo del deporte comenzó en 1998 cuando compró Dorna Promoción del Deporte, luego rebautizada como Dorna Sports, y gestionar así de forma exclusiva los derechos comerciales y de televisión del campeonato mundial de motociclismo MotoGP.

La adquisición de Dorna, dirigida por el directivo de CVC, Hardy McLain, costó 71.50 millones de euros y en su hoja de ruta tuvo claro desde el inicio que la compañía debía seguir siendo dirigida por Carmelo Ezpeleta y conservando su consejo de administración, compuesto por ejecutivos españoles en su práctica totalidad.

Desde 1998 a 2005, Dorna Sports obtuvo un impulso dejando libre maniobra a su consejo de administración que comenzó a transformar las transmisiones televisivas. Hoy en día incluso con un equipo de ingenieros donde el I+D+I ayuda a la empresa a estar en la vanguardia tecnológica.

En 2005 CVC Capital Partners anunció su intención de entrar en la Fórmula 1. La Comisión Europea se aseguró entonces que esta operación no generaría conflictos futuros de libre competencia. De esta forma CVC entró en la Fórmula Uno y en 2006 tuvo que vender su participación en Dorna Sports por un total de unos 525 millones de euros. La Comisión Europea no podía admitir que las dos competiciones de motor más importantes en Europa estuvieran en manos de un mismo propietario y se evitaba así por ejemplo incrementos de tarifa en los derechos de televisión.

Con la Fórmula 1 llegó otro salto cualitativo de la empresa CVC. En 2006 invirtió dos mil millones de dólares por la mayoría accionarial y diez años después alcanzó un acuerdo con Liberty Media por valor de ocho mil millones de dólares. Bernie Ecclestone mantuvo su puesto como CEO en la nueva propiedad.

LaLiga entiende que este capital riesgo aporta a su proyecto “todo su potencial financiero, su capacidad de gestión y su conocimiento experto en el desarrollo de negocios deportivos por su amplia experiencia de más de 25 años y sus relaciones con socios tecnológicos esenciales para la puesta en marcha de los proyectos concretos de este plan”.

Javier Mira, CEO de la tecnológica FacePhi, premiada como Pyme del año -recibió el galardón de manos del Rey Felipe VI- y fundador del Intercity CF, primer club de futbol en España que cotizará en Bolsa próximamente, pondera que un fondo de este perfil se fije en el futbol español.

“Tres apuntes. Uno. El deporte bien gestionado es una unidad de negocio importante y de empleo. Hay liquidez a nivel global que busca retorno. Que CVC se fije en el fútbol español va a poner de relieve nuestro fútbol, y por tanto más inversión y mayor proyección en el exterior, en Asia, por ejemplo. Dos. Una inyección de este tipo incrementa la marca España. Que se fijen en España y no en otro país es muy positivo. Y en tercer lugar. Nos damos cuenta, con este tipo de noticias, desde el Intercity CF que en España se va a cambiar el modelo deportivo de gestión. Un fondo no sólo invierte, sino que busca resultados con estrategia. Se profesionaliza mucho más el modelo de gestión. Vienen nuevos tiempos. El modelo americano y su entrada en España es una buena noticia”, subraya Javier Mira.

Luis Enrique Ramón, doctor en CCII por la Universidad Complutense, autor de la tesis ‘El nuevo modelo del negocio informativo en el deporte español’, considera que “hoy en día quien controla los contenidos, tiene el poder. El consumo de los medios ha cambiado radicalmente”.

“El consumo de entretenimiento crece sin parar. Y es lógico que los fondos quieran comprar contenidos, por un lado, que se ven en las nuevas plataformas OTT, y por otro visualizarlas en gadgets, tanto jóvenes como adultos. La búsqueda de los propietarios de esos derechos es uno de los grandes objetivos de este tipo de fondos de inversión”, afirma el experto en comunicación.

El proyecto Impulso -así se llama el acuerdo estratégico de Laliga con CVC- ha contado con el asesoramiento de los despachos de Uría Menéndez por parte de LaLiga y de Latham & Watkins, por parte de la firma de capital riesgo.

El Real Madrid y el FC Barcelona no dan respaldo a este acuerdo de LaLiga. El Real Madrid tildó a este fondo de “oportunista” y en un comunicado dijo que “ya intentó sin éxito acuerdos similares con las Ligas italiana y alemana”. El club convocará una asamblea de socios compromisarios para debatir el asunto. Por su parte el FC Barcelona, considera “inapropiado la firma de un contrato de medio siglo ante las incertidumbres que rodean el mundo del futbol”.

Ver más: ELIUD KIPCHOGE REVALIDÓ SU CORONA EN EL MARATÓN OLÍMPICO