El Real Madrid se adjudicó el derbi ante el Atlético de Madrid (2-0), un resultado que le sirve para defender la importante ventaja sobre sus perseguidores y dejar notablemente alejado a su eterno rival, abocado a remontar nada menos que 13 puntos (tiene un partido menos) si quiere revalidar el título de LaLiga Santander.

Dos asistencias de Vinícius Jr. culminadas por el francés Karim Benzema y por Marco Asensio, una en cada periodo, desequilibraron un duelo de máxima rivalidad por momentos anodino, soso, en el que dio la sensación de que ambos equipos optaron por medir sus fuerzas y por las precauciones.

El choque entre el líder y el campeón confirmó la tendencia tremendamente positiva del conjunto del italiano Carlo Ancelotti, que sumó su décima victoria seguida (7 en liga y 3 en la Champions League), cuya ventaja sigue siendo de ocho puntos sobre el Sevilla y nueve respecto al Betis, mientras que el Atlético de Madrid se descuelga a 13 y el Barcelona nada menos que a 18.

Benzema, que tras perderse los anteriores partidos por lesión llegó con lo justo al derbi, fue titular. Solo estuvo en el campo los primeros 45 minutos, pero le bastaron para, a pase de Vinícius, enganchar una volea imparable (m.16).

Con el marcador a favor, el Real Madrid se dedicó a manejar el ritmo del partido ante un Atlético al que le faltó más empuje y que creó peligro principalmente a balón parado, pero se encontró con el meta belga Thibaut Courtois, muy inspirado de nuevo.

Diego Pablo Simeone movió el banquillo en el descanso. La entrada del portugués João Felix pareció darle otro aire, pero no se tradujo nada más que en algún susto y en otra rápida acción, entre Luka Jović, Vinícius Jr. y Marco Asensio firmaron la sentencia (m.57), aunque aún faltaba más de media hora. El magisterio de Luka Modrić y las paradas de Courtois hicieron el resto.

Ver más: JOSHUA KIMMICH SIEMPRE SÍ SE VACUNARÁ CONTRA EL CORONAVIRUS