No es para nada fácil conseguir cuatro títulos de Bundesliga y el FC Bayern München lo consiguió.

Luego de la victoria 2-1 sobre el FC Ingolstadt que coronó al conjunto bávaro, los jugadores desplegaron su alegría y celebraron un nuevo título en el vestidor.