Marek Hamsík y Jorginho también se divirtieron observando cómo el árbitro jugaba con este pequeño, que los acompañaría junto a otros niños al campo de juego.

¡Muy buena onda en el plantel del Nápoli!