El aficionado del Newcastle United que sufrió un paro cardíaco hace once días, durante un partido contra el Tottenham Hotspur, ha salido del hospital esta semana, según reveló el club inglés

Alan George Smith, de 80 años, tuvo una parada cardíaca durante la primera parte del duelo entre Newcastle y Tottenham y recibió la ayuda de un aficionado, que le practicó una CPR, antes de que los servicios médicos le practicaran la reanimación con un desfibrilador. Sergio Reguilón fue uno de los jugadores que alertó al colegiado de lo que estaba ocurriendo en la grada.

 

Smith fue trasladado al hospital, donde ha pasado varios días en observación y esta semana ha vuelto a su casa, donde pasará las próximas semanas recuperándose.

El aficionado, según confirmó el Newcastle, planea poder volver a St. James Park el 30 de noviembre, para el encuentro contra el Norwich City o el 4 de diciembre contra el Burnley.