Marco Reus, mediapunta del Borussia Dortmund, no ira a la Eurocopa, en una decisión que tomó de común acuerdo con el seleccionador alemán, Joachim Löw.

El propio Reus comunicó su decisión a través de las redes sociales y argumentó que su cuerpo necesitaba tiempo para regenerarse.

“Después de una temporada complicada, agotadora, y al final, ‘gracias a Dios’, exitosa; decidí junto al entrenador no ir a la Eurocopa”.

Reus, que ha sufrido con las lesiones a través de su carrera, ha tenido un final de temporada estupendo y se esperaba su convocatoria:

 “Esta decisión fue muy difícil para mí porque siempre he estado orgulloso, cuando se me permite, representar a mi país. Pero después de un año intenso en lo personal, y logrando los objetivos del Borussia Dortmund, tomé la decisión de darle tiempo a mi cuerpo para recuperarse”, agregó.

Concluyendo que “aprovecharé el descanso para poder comenzar una nueva temporada de manera óptima. Y le deseo a ‘Jogi’ (Low), y a nuestro equipo lo mejor, alentaré como aficionado y mantendré los dedos cruzados”.

La historia de Reus con la selección está marcada por las bajas y se recuerda especialmente como se perdió el Mundial 2014, para el que era titular fijo, debido a una lesión en el último amistoso de preparación.

EFE