Nürnberg, equipo donde es ídolo Javier Pinola, debía empatar sin goles como local para ascender y jugar la próxima temporada en la primera división del fútbol alemán. La estadística estaba a su favor, 17 partidos sin derrotas en su cancha llevaba hasta el encuentro con el Eintracht Frankfurt.

El gol del suizo Haris Seferovic a los 65 minutos, marcó la única diferencia del partido para el visitante y así aseguró la permanencia en la máxima categoría en Alemania.

A pesar de comenzar en la banca, Marco Fabián ingresó desde el minuto 11 tras la lesión de Marc Stendera.

¡Mira el video!