El Eintracht Frankfurt sacó tres puntos gracias a un zurdazo colocado como con la mano de Aymen Barkok, y que sirvió para que derrotasen al Werder Bremen por 1-2.

La acción que definió al ganador se dio en la postrimería de la batalla que parecía respaldar lo sucedido en la cancha. Fue al 89’ de tiempo corrido cuando un balón recuperado acabó en el juvenil alemán, que acomodó el cuerpo de manera idónea para contactar la pelota de izquierda y con la parte interna, y la mandó al poste más lejano del arquero local.

El local había ilusionado a sus seguidores con festejo en esta mañana de domingo tras la anotación inicial de Grillitsch, quien lo hizo de gran manufactura por su recepción y definición, pero los seguidores verdes se quedaron con ganas de celebrar.

Fue en el segundo tiempo cuando el visitante reaccionó, y lo hizo a través de su  capitán Alexander Meier, que aprovechó un rebote para ser habilitado en el área del Bremen, en la que remató cruzado para igualar de manera momentánea en el 52’.

Con la Victoria como visitante, el cuadro de Marco Fabián se trepó al séptimo lugar con 21 puntos (a seis del líder único tras 11 semanas: el RB Leipzig). El Bremen ya acecha los puestos de descenso, pues está en el 16 con apenas 7 unidades.