LaLiga de España 2020-21 arrancó y los encargados de dar el toque inicial fueron Celta y Eibar. 

En el Estadio de Ipurúa, la pelota rodó otra vez, aún bajo condiciones sanitarias de coronavirus, choque donde el ritmo y las ocasiones de gol fueron escasas, un primer compromiso natural por el largo parón de los equipos ante la pandemia mundial. 

El mexicano Néstor Araujo saltó al campo como estelar y se quedó los noventa minutos, actuación discreta a la par de su equipo. 

Para la Jornada 2, Vigo recibirá al Valencia; mientras, Eibar se medirá al Villarreal en el Estadio de la Cerámica. 

TE PUEDE INTERESAR: Arsenal no pierde la sonrisa y pega fuerte al Fulham