El Atlético Mineiro, líder del Campeonato Brasileño, anunció diez nuevos positivos de covid-19, la mitad jugadores de la
primera plantilla, entre ellos el chileno Eduardo Vargas, con lo que el
total de casos en el club asciende ya a diecinueve.

La lista de
infectados con el nuevo coronavirus aumenta en el conjunto de Belo
Horizonte después de que en la víspera se informara de los contagios del
técnico argentino Jorge Sampaoli, el defensa central Gabriel Costa y de
otros siete integrantes de la entidad.

El club decidió entonces realizar una nueva ronda de análisis que dio como resultado diez casos más de covid-19.

Cinco
son jugadores: el portero Victor, el lateral Guga, el zaguero Réver, el
pivote Allan y el atacante chileno Eduardo Vargas, recientemente
contratado por el Mineiro a petición del propio Sampaoli.

El
resto son el director deportivo, Alexandre Mattos, el supervisor de
fútbol, Carlos Alberto Isidoro; los analistas de desempeño Diogo Alves y
Gustavo Nicoline; y el vigilante de seguridad, André Ricardo.

Ninguno
de ellos podrá estar este miércoles para medirse al Athletico
Paranaense, un partido pendiente de la sexta jornada de Liga que fue
aplazado en su día, ni el domingo en Fortaleza contra el Ceará, también
por el Campeonato Brasileño.

El brote llega en un momento en el
que el Atlético Mineiro es líder del torneo doméstico con 38 puntos, dos
por encima de Internacional, Sao Paulo y Flamengo. El encuentro de esta
noche contra el Paranaense podría aumentar más su ventaja.

Santos y Palmeiras también enfrentan en estos momentos numerosas bajas por el SARS-CoV-2.

En
el primero son una decena de jugadores contagiados, así como algunos
integrantes de la comisión técnica, entre ellos el entrenador, Alexi
Stival 'Cuca', quien permaneció hospitalizado durante una semana.

Peor es la situación del Palmeiras, con 17 positivos, quince jugadores de la primera plantilla.

Brasil
es uno de los más afectados en el mundo por la pandemia, junto con
Estados Unidos y la India, y hasta el momento contabiliza cerca de
167.000 fallecidos y 6 millones de contagios.