El episodio de WWE Vintage de esta semana hace honor y homenaje a una de las mejores superestrellas de la historia: Edge.

Además de su gran talento y carisma, Edge poseía una cualidad que lo hacía realmente único: el oportunismo.

A principios de 2006, en "New Year's Revolution", "The Rated–R Superstar" canjeó su contrato de "Money in the Bank" para derrotar con facilidad a un exhausto John Cena, quién había retenido su título en una sangrienta batalla en una "Elimination Chamber", logrando por primera vez el campeonato mundial de WWE.