El seleccionador noruego de futbol, el sueco Lars Lagerbäck, ha aceptado
rebajarse el sueldo un 20 % debido a la crisis económica global
generada por el brote de coronavirus.

El acuerdo, que
se hace efectivo a partir del 1 de abril, afecta también a su ayudante,
Per Joar Hansen, así como al seleccionador femenil, Martin Sjögren.

"Esa
es la solución que hemos alcanzado. Hay que destacar que un hombre como
Lars Lagerbäck también haya aceptado este sacrificio", declaró hoy al
diario noruego VG el secretario general de la Federación Noruega de
Futbol (NFF), Pål Bjerketvedt.

Los directivos de la NFF han
aceptado un recorte similar, mientras se estudia poner en marcha
despidos temporales en la federación por los efectos de la crisis en
Noruega.

VER MÁS: ZION WILLIAMSON PAGARÁ SALARIOS DE EMPLEADOS EN LA ARENA DE PELICANS

De 71 años, Lars Lagerbäck tiene una amplia y exitosa
carrera como seleccionador nacional: dirigió a Suecia entre 2000 y 2009,
clasificándola para dos Mundiales y tres Eurocopas; a Nigeria, en
Sudáfrica 2010; y bajo sus órdenes Islandia se metió por primera vez en
una Eurocopa en 2016.

En sus tres años como seleccionador
noruego ha conseguido mejorar sensiblemente los resultados del equipo
absoluto, que debe disputar la repesca para la próxima Eurocopa, ahora
aplazada a 2021.

Lagerbäck renovó hace unos meses su contrato con la NFF hasta 2022.

La
crisis del coronavirus, unida a la caída del precio del petróleo, han
golpeado especialmente a Noruega, donde el paro se ha duplicado en una
semana hasta el 5,3 %, una cifra alta para el contexto de uno de los
países más ricos per cápita del mundo.