Tras una lesión que sostuvo en el partido por la medalla de bronce en los pasados Juegos Olímpicos, Diego Lainez volvió a ser convocado con el Betis para la visita de mañana al Ferencváros.

El juvenil mexicano platicó con MARCA donde visualiza dar un salto de calidad en esta temporada.

“La temporada pasada fue muy bonita y en lo personal pude destacar con el equipo. Tuve bastantes minutos y sólo queda mejorar, de ahí para arriba. Si ya demostré ese nivel, lo que tiene que venir tiene que ser mucho mejor”, comentó el mexicano.

El año pasado, Lainez participó en 25 encuentros con el Betis, en 12 de ellos fue titular. Además, sumó 4 asistencias a la causa sevillana.

“Desde mi llegada hasta ahora he madurado muchísimo en todos los sentidos y eso me ha ayudado dar un salto de calidad en los partidos, pero me faltan muchas cosas por aprender”, explicó el canterano americanista.

Sin duda un apoyo grande para esa maduración está en su compatriota, el veterano Andrés Guardado. “Es un ejemplo. Siempre me da consejos en lo que me pueda ayudar en el campo. Estamos mucho tiempo juntos y es bonito tener a alguien de tu país que sea también querido en otro país.”

Lainez sabe que esta temporada será clave pues tiene en la mira participar en su primer Mundial en diciembre del próximo año.

“Es un sueño para cualquier futbolista estar en la última lista para el Mundial. Con los Juegos que hicimos y cómo nos adaptamos varios jugadores que podemos estar en el Mundial, es un sueño para todos los futbolistas mexicanos.”