Lionel Messi aseguró, entre lágrimas, que tanto él como su familia estaban “convencidos” de que iban a seguir en el Barcelona, al que consideró su casa, y que no estaba preparado para despedirse así.

“El año pasado, cuando se armó el lío del burofax, estaba preparado, sabía lo que tenía que decir. Pero este año no.

“Estábamos convencidos de que íbamos a seguir aquí, en casa, era lo que más queríamos. Siempre sobrepusimos nuestro bienestar, estar en nuestra casa y disfrutando de esta vida en Barcelona, que es maravillosa”, confesó entre lágrimas. 

Además, el argentino expresó su anhelo de regresar en algún momento al club. “Ojalá pueda volver en algún momento”.

También, ‘Leo’ se refirió a la foto con los jugadores del París Saint Germain, donde reveló que hubo bromas respecto a fichar con el club parisino. “No hay nada raro, nada atrás; solo una foto de amigos”.  

TE PUEDE INTERESAR: El fondo CVC dio valor a marcas MotoGP y F1 antes de apostar por el futbol