Ousmane Dembélé lleva 10 goles y cuatro asistencias en 36 partidos con Barcelona en la presente temporada, por lo que en el vestidor culé se ha ganado un nuevo apodo.

“Como ahora juego de punta, en el vestuario me llaman Samuel Eto’o”, confesó el francés, que vive uno de los mejores momentos como jugador blaugrana, en entrevista para BeIn Sports.

También confesó la buena relación que tiene con Lionel Messi: “Da confianza a los jóvenes, nos ayuda mucho, a mí me da consejos”.

“No hay aún conversaciones de renovación pero me siento bien”, confesó ‘El Mosquito’ que termina contrato con los ‘culé’ en 2022.