El delantero brasileño Talles Magno anotó a los 88 minutos para llevar a New York City FC a la final de la MLS, tras vencer 2-1 a un Philadelphia Union mermado por las restricciones por COVID-19.

El equipo de la Gran Manzana ganó su primer campeonato de la Conferencia Este y enfrentará a los Portland Timbers el próximo 11 de diciembre en la final.

Gudi Thórarinsson robó un balón al defensor Olivier Mbaizo y lo pasó a Magno para el gol decisivo. El brasileño de 19 años de edad se tapó una oreja mientras corría fuera de la cancha tras vencer a Matt Freese. Los jugadores del NYCFC celebraron amontonados en un baile, mientras los del Union se tumbaron en el campo atónitos.

Philadelphia se vio fuertemente sacudido días antes del partido más importante de sus 11 años de historia cuando 11 jugadores quedaron descartados debido a los protocolos de salud y seguridad de la Liga por COVID-19. El Philadelphia Union también buscaba llegar a su primera final de la MLS.

El director técnico Jim Curtin dijo durante la temporada regular que todos sus jugadores estaban vacunados. Los futbolistas puede que no hayan dado positivo al coronavirus, pero pudieron tener un contacto sospechoso.

La lista incluía a Alejandro Bedoya y al defensa Jack Elliott, quien anotó de penal en la semifinal del Este. La baja del portero Andre Blake resultó particularmente devastadora. El dos veces Portero del Año en la MLS mantuvo su arco en cero en 12 juegos esta temporada (11 victorias y un empate), logrando 76 atajadas y registrando un promedio de goles de 0.96 en contra en la temporada regular. Detuvo penales en contra de Nashville para llevar al Union a la final de la conferencia.

Kacper Przybylko recibió el crédito por el primer gol del Union cuando el defensa de New York Alex Callens trató de bloquear un pase, que superó a Sean Johnson para un autogol en el segundo tiempo. El festejo fue silenciado menos de 90 segundos después cuando el argentino Max Morález superó a Freese para el 1-1.

Ver más: 10 SEGUNDOS DE PENALIZACIÓN PARA MAX VERSTAPPEN EN YEDA