La alcaldesa de Tampa, Jane Castor, decretó mediante una
orden ejecutiva el uso de cubrebocas en determinadas áreas de la ciudad
en el marco del Super Bowl LV, que se celebrará el próximo 7 de febrero
en esta ciudad de Florida (EEUU).

Los cubrebocas serán
requeridas tanto en interior como en exterior en zonas como las
inmediaciones del Raymond James Stadium, que albergará el encuentro
entre Tampa Bay Buccaneers y Kansas City Chiefs, así como en el
centro de la ciudad y zonas de entretenimiento como el Distrito
Histórico de Ybor City.

"Necesitamos que todos hagan su parte.
Queremos que los fanáticos se sientan seguros de saber que cuando salgan
a celebrar el Super Bowl LV, pueden hacerlo de manera segura en una
ciudad que se toma en serio esta pandemia", señaló Castor en un
comunicado difundido hoy.

"En términos futbolísticos, es simple:
las máscaras son la defensa adecuada. No permita que COVID-19
intercepte su capacidad para crear recuerdos inolvidables o mantener a
salvo a sus seres queridos", agregó.

La orden ejecutiva está
vigente desde este jueves y hasta el 13 de febrero y están excluidos,
entre otros, menores de 5 años y personas con condiciones de salud que
les impide portar tapabocas.

El director ejecutivo del comité
organizador del Super Bowl LV, Rob Higgins, elogió la medida y dijo que
"mejoraría la salud y la seguridad" durante el Super Bowl.

La alcaldesa ya había
adelantado la medida durante una charla virtual que sostuvo junto a
alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, y en la que también participó
Edwin Michael, epidemiólogo de la Universidad del Sur de Florida.

El
especialista señaló que algunos modelos predicen un aumento de los
contagios del virus durante el fin de semana del Super Bowl, entre el 5
al 8 de febrero, a causa de una reducción de hasta el 25 % del
distanciamiento social.

La NFL dio a conocer que Amanda Gorman, la joven afroamericana que
acaparó la atención en la ceremonia de investidura del presidente Joe
Biden, declamará un poema en el Super Bowl LV.

De esta manera,
Gorman se convertirá en la primera poeta que participa del que es
considerado el mayor espectáculo deportivo en EEUU.