Renato Ibarra tuvo un regreso de contraste al futbol mexicano. El ecuatoriano ingresó en la segunda parte del duelo entre Atlas y Tigres en Copa por México. 

Ibarra, quien en meses pasados enfrentó un proceso por tentativa de feminicidio y violencia familiar, apenas duró algunos minutos cuando tuvo que salir en camilla. 

Renato chocó en una jugada dividida con Eduardo Vargas, situación que llevó al refuerzo rojinegro a abandonar el cotejo con una aparente lesión de rodilla. Aún no hay parte médico oficial. 

TE PUEDE INTERESAR: Renato Ibarra reaparece en el futbol mexicano con Atlas