El GP de Londres está a la vuelta de la esquina. Los pilotos ya se encuentran en tierras británicas y a lo largo de la temporada han demostrado que su llegada es muy distinta a la que podríamos imaginar.

Con tan buen manejo a una enorme velocidad, podríamos imaginar carros poderoros, costosos y elegantes, pero hasta los campeones eligen dejar los automóviles por estas hermosuras de dos ruedas… siempre con gran lujo.

Esto sucedió en el recién corrido GP de Austria donde Sebastán Vettel llegó en una motocicleta clásica de Mercedes Benz. De hecho, el piloto es fan de este transporte y colecciona modelos antiguos.

Quien le hizo segunda fue el piloto británico Lewis Hamilton y Daniel Ricciardo quienes llegaron en una Agusta Brutale 800 y una Aston Martin, respectivamente, a las prácticas.

¡Tienes que verlas!