Seth Rollins fue atacado por un aficionado que burló el anillo de seguridad y llegó hasta la superestrella en pleno Monday Nigth RAW desde Brooklyn, New York.

Luego de vencer a Finn Bàlor, Rollins caminaba por el pasillo para dirigirse hacia el escenario cuando una persona corrió directamente hacia él y lo derribó al piso, pero rápidamente el réferi que estaba ahí corrió en ayuda de la superestrella.

Solo unos segundos transcurrieron para que el personal de seguridad de WWE acudiera en auxilio de Rollins y lograran separar al agresor, quien fue arrestado por la Policía de Nueva York.

De acuerdo con un comunicado de WWE, el agresor, de 24 años de edad y quien responde al nombre de Elisah Spencer, será acusado de intento de asalto e intento de violación de asuntos de arte y cultura.

Ver más: SUPERLIGA EUROPEA CUESTIONA EL MONOPOLIO DE UEFA