Procedente de la Bundesliga sería el primer refuerzo del Arsenal para la siguiente temporada.

Granit Xhaka, suizo que juega en el Borussia Mönchengladbach, llegaría para cubrir las salidas de Mikel Arteta, Mathieu Flamini y Tomas Rosicky.

El helvético de 23 años jugó 36 partidos esta temporada en todas las competencias; marcó tres goles y dio dos asistencias.