Dos lecciones tuvimos del primer juego del Apertura 2016 de la Liga MX.

Primero, que Xolos parece cumplir con la primera promesa que hizo Miguel Herrera: ver una versión mejorada de lo que mostró su equipo el torneo anterior cuando llegó como estratega de esta jauría y fue gracias a un Dayro Moreno, quien peleará por el título de goleo y por ahora puede presumir dos goles en su cuenta.

La segunda lección y que sufrió Monarcas en este 0-2 en contra es que el arbitraje de la Liga MX volverá a estar en la mira de todos los panelistas de La Última Palabra, pues nuevamente hubo garrafal error.

El central Ángel Monroy decidió marcar como penal una supuesta mano de Facundo Erpen, cuando en realidad el balón le pegó en el pecho. La mala decisión valió el primer tanto de Tijuana, que manejó el resultado a su favor y en la segunda parte liquidó con otro tanto del colombiano Moreno.