El Draft del futbol mexicano se ha criticado por pasarle por encima a los derechos de los futbolistas, pero ahora parece que los directivos también salen afectados.

Álvaro Dávila, presidente del Morelia, considera muy inflado los precios que se ponen a los jugadores en este ‘mercado’ de la Liga MX.

“Es una locura (los precios), yo creo que esto ya se desfasó, estamos viviendo una burbuja, es irreal, cualquiera pide unas cantidades exorbitantes; ojalá no nos reviente esta burbuja”, expuso.

Más allá de que los jugadores suben su precio en general, los que lo valen y los que no, el directivo habló de otra consecuencia que afectaría a la competitividad de la liga.

“A mí sí me preocupa porque creo que vamos a una liga, tipo España o Inglaterra donde dos, tres equipos son los protagonistas”, dijo.

Jugadores se quejan

Los futbolistas también se han manifestado en contra del Draft en esta ocasión, y uno de ellos es el estadounidense Hérculez Gómez, quien manifestó "Muchísima suerte a todos mis colegas en este draft.. Momentos tensos y difícil para muchos. Ojalá y pronto terminen con esto".

Un par de elementos que estuvieron con Pumas el torneo anterior también se expresaron. Marcelo Alatorre señaló "No sabemos qué pasará, que sea lo que dios quiera. Estar transferible es esperar todo el día para saber el futuro", mientras que Hiber Ruiz apuntó: "Lamentablemente si no permito ser tratado como mercancía, alguien más lo hará y adiós trabajo, sueños, futuro, estabilidad, etc, etc, etc, etc".