La última imagen de Nélson Semedo en el Barcelona es una de humillación y derrota, al ser culpado por varios de los goles en contra de la goleada 8-2 ante Bayern München en la UEFA Champions League. 


Hoy día, Semedo es el flamante refuerzo del Wolverhampton, equipo que pagó aproximadamente 40 millones de euros por el jugador portugués.

Al llegar al equipo inglés, el lateral derecho confesó que no cumplió totalmente durante sus tres años en el Barcelona, buscando mayores éxitos en Inglaterra.

“En Barcelona disfruté bastante e hice muy buenas amistades que llevaré para toda mi vida. Hago un balance positivo”, declaró Semedo a DAZN.

"Nuno también fue importante para mí porque sentí que sería valorado aquí. Sentí que Nuno realmente me quería aquí y también es muy importante saber que hay personas que te valoran como mereces", apuntó el ex del Benfica.

“Han sido buenos momentos, gané cuatro trofeos y jugué casi 150 partidos en tres años que es muy complicado en Barcelona, por lo que creo que ha sido una experiencia muy buena para mí", comentó.

Semedo llegó a Wolves en sustitución de Matt Doherty, que fue traspasado al Tottenham.

En el equipo de Raúl Jiménez, compartirá vestidor con sus compatriotas Rui Patricio, Roderick Miranda, Rubén Vinagre, Rubén Neves, Joao Moutinho, Vitinha, Daniel Podence, Pedro Neto y Fábio Silva.

En cuanto a su salida del Barça, el portugués declaró que sus actuaciones dejaron qué desear.

"Habría podido haber jugado algo más, pero en Barcelona es un nivel muy alto y todos los jugadores son muy buenos”, dijo Semedo.

“Creo que no llegué al nivel que quería. Me tuve que adaptar a un juego totalmente diferente del que estaba acostumbrado. Es un estilo de juego bastante complicado y no es fácil adaptarse”, comentó.

El jugador de 26 años, que coincidió con Jiménez en el Benfica, explicó que dejó amigos como Lionel Messi en el club catalán y que extrañará el futbol español.

Ver más: ¡JUAN FRANCISCO PALENCIA DEJA LA DIRECCIÓN TÉCNICA DEL MAZATLÁN FC!