Pep Guardiola es uno de los mejores entrenadores de la historia y cada vez que toca un equipo, deja una huella increíble. 

El FC Bayern München no fue la excepción y por eso, luego de cuatro años con títulos, los bávaros le rindieron homenaje y le hicieron un pequeño presente.