Dani Olmo reconoció que hubo interés formal del Barcelona en el pasado mercado de fichajes. 

“Tampoco hubo tiempo para pensar siquiera en un traspaso, todo fue demasiado rápido”, confesó. 

El fichaje que si se concretó entre ambas escuadras fue el de Ilaix Moriba a cambio de 16 millones de euros.

Aunque hubiera sido una gran adquisición del conjunto ‘culé’, el mediocampista español está concentrado con su club.

“Por ahora tengo mi cabeza puesta en toda la temporada con el Leipzig, y estoy bien aquí. Tengo muchísimas ganas de jugar, de volver a luchar en torneos internacionales. Ésa es mi motivación”, finalizó.