Dani Alves reconoció que “sería bueno” enfrentarse a España en al final ya que, reconoció, es, por su pasado.

“Ya sabes de mi debilidad por España. Con eso ya te he contestado. Sería bueno enfrentarnos en la final; por mi pasado, porque soy mitad brasileño y mitad español”, dijo.

“Supone una sensación de cumplir un sueño. A todo atleta de alto rendimiento le gustaría estar aquí, en un torneo tan apetecible donde se juntan los mejores de todos los deportes”.

“Estar aquí pudiendo representar a mi gente, al fútbol, es un honor muy grande para mí. Vamos a tratar de defender con honor el oro de Río 2016”, contestó.

“Los viejos rockeros nunca mueren; siempre van a estar ahí peleando. Al fin y al cabo, yo respiro esta profesión, la vivo; me ha dado todo en la vida.

“Mi respeto con esta profesión es retribuir en el campo todo lo yo que puedo poner; todo lo que sé y he aprendido en pro de mi equipo y del fútbol. Es una profesión muy linda que hay que respetar”, añadió.