La expansión de marcas en WWE le abre las puertas a muchas nuevas Superestrellas.

La bella Billie Kay hizo su presentación en Smackdown, pero la tuvo muy difícil, ante la imponente Dana Brooke, quién aplicó toda su potencia, para darle una complicada bienvenida a la morena australiana.