El Bayern München recibió al FC Salzburg en un auténtico duelo de David contra Goliat, como parte del Grupo A de la UEFA Champions League. 


Los bávaros vencieron a los austriacos 6-2 en su último encuentro y buscaban hilar su cuarto triunfo en fila en la máxima competición europea. El estadounidense Chris Richards y el español Marc Roca, tras múltiples lesiones, iniciaron como titulares en dicho torneo por primera vez en sus respectivas carreras. 

Para evitar la victoria consecutiva número 15 del Bayern en la UEFA Champions League, el Salzburg debía jugar un partido perfecto sin Patson Daka, su delantero estrella.

El partido, como todos tras la triste noticia de la muerte de Diego Armando Maradona, contó con un homenaje previo al pitazo inicial del árbitro. 



Serge Gnabry por poco abre el marcador al minuto 11 al impactar un rechace de André Ramalho pero su disparo de volea se fue solamente cerca del ángulo superior.

Seis minutos después, parecía que el Salzburg comenzaría la hazaña. Sekou Koita aprovechó un mal pase de David Alaba para comandar un contragolpe y luego cedió hacia Mergim Berisha, que se enfiló en un mano a mano contra Manuel Neuer.

El juvenil alemán no logró definir de manera correcta, dejando ir una oportunidad dorada de poner el primer gol en el marcador.

El peligro causado por Berisha se volvió a hacer presente al 35’, cuando mandó un balón filtrado por aire hacia Domink Szoboszlai, que debió haber anotado pero terminó por mandar a la redonda por encima del arco de Neuer.

Tras dos fallas claras, el Bayern anotó a poco minutos de irse al descanso. Al 42’, una pared entre Thomas Muller y Robert Lewandowski llevó a un fuerte tiro desde lejos del alemán, mismo que rechazó el portero Cican Stankovic. El polaco estuvo atento al rebote y marcó el 1-0. 

En la segunda mitad, el dominio local continuó. Al 52', Leon Goretzka comandó un ataque tras robar el balón en medio campo. El alemán cedió para Kingsley Coman, que disparó tras un recorte. El intento fue desviado por Maximilian Wöber

 y se coló de forma decepcionante para los visitantes para el 2-0. 

El tercer gol de la noche llegó al 68', cortesía de Leroy Sané. Una veloz contra llegó a los pies de Coman, que centró a segundo poste, donde esperaba Sané. El alemán remató de cabeza y venció a Stankovic sin problema, para el 3-0 que terminó por hundir al equipo austriaco. 

Instantes después, Manuel Neuer logró una impresionante doble parada tras disparos de Berisha y Enock Mwapu, pero el Salzburg por fin logró anotar al 73', tras una larga revisión del VAR, gracias a Berisha.

El alemán finalmente venció a Neuer tras un certero pase de Rasmus Kristensen. 

Resultado final: Bayern München 3-1 RB Salzburg.