Muhammad Ali protagonizó grandes peleas a lo largo de su carrera en el boxeo, pero también cuenta con un combate peculiar.

El estadounidense enfrentó en el ring en Japón el 23 de junio de 1976 al luchador Antonio Inoki, en un evento pactado a 15 rounds.