Manchester United debutó en la actual temporada de la Premier League al recibir a Crystal Palace en un vacío Old Trafford.


Los Red Devils dejaron en la banca a Donny van de Beek, su refuerzo estrella, confiando en Paul Pogba, Bruno Fernandes y Scott McTominay para dominar el medio campo. 


Al 7', Jeffrey Schlupp tomó el balón por banda izquierda, y tras desbordar a Timothy Fosu-Mensah centró a segundo poste, donde esperaba Andros Townsend. El inglés definió de primera intención con la pierna derecha, inaugurando el marcador tras el sobresaliente pase del alemán, que cumplía su partido número cien con la camisa de las Águilas. 



El contragolpe del equipo visitante resultó ser una de sus mayores armas a la ofensiva, ya que Jordan Ayew y Wilfried Zaha tuvieron varias oportunidades para batir nuevamente a David de Gea. A pesar de ello, los goles tendrían que esperar hasta los segundos 45 minutos. 

Al 74', el árbitro Martin Atkinson cobró un penal a favor del Palace que De Gea le detuvo a Ayew. Tras una revisión, el tiro se repitió ya que el arquero español se adelantó al disparo. Zaha cobró y anotó el segundo intento, incrementando la ventaja a dos tantos. 

Seis minutos después, un centro de Fosu-Mensah por derecha rebotó en el muslo de Joel Ward y le cayó dentro del área a Donny van de Beek, quien se estrenaba en la Premier League con gol. 

A pesar del intento de remontada, todo empeoró para los locales cinco minutos después. Zaha tomó el balón afuera del área, se quitó de encima a Victor Lindelof y definió fuertemente hacia la derecha de De Gea, sentenciando el partido 3-1. 

Resultado final: Manchester United 1-3 Crystal Palace. El United ahora visita al Brighton la próxima semana, mientras que el equipo londinense recibe al Everton.