Cruz Azul ha dado una gran noche a sus aficionados, con un sufrido triunfo 3-1 sobre Toluca en la vuelta de cuartos de final, que le da a los de Juan Reynoso el pase a semifinales tras vencer 4-3 en el global.

La Máquina comenzó el partido con una gran presión sobre los Diablos y esa ambición cobró pronta recompensa, ya que apenas a los 11 minutos de juego ya lo ganaban los de Juan Reynoso.

Fue un servicio de Jonathan Rodríguez que Bryan Angulo terminó empujando el fondo de las redes dentro del área chica.

Pero la alegría celeste no duró ni tres minutos, porque antes del 14′ apareció el máximo goleador del Guard1anes 2021, Pedro Alexis Canelo, para rematar con contundencia un excelso servicio de tres dedos de Rubens Sambueza.

Cruz Azul, ante la necesidad de marcar, continuó con la presión sobre el arco de Luis García, quien se convirtió en factor con un par de intervenciones importantes antes del descanso.

Y cuando el primer tiempo estaba por terminar, un centro de Angulo que Haret Ortega alcanzó a rechazar, detuvo por instantes el corazón de la afición choricera, que por poco lamentaba un autogol fatal.

Tras el silbatazo que mandaba a los vestidores, un conato de bronca se dio en el centro del campo; sin embargo, no pasó a mayores.

Apenas en el arranque del segundo tiempo, Bryan Angulo tuvo una clara para poner en ventaja a la Máquina, pero su cabezazo se fue por un lado.

De a poco, Toluca fue ganando metros y el control del balón, algo que también les permitió bajar los ánimos celestes.

Sin embargo, a 12 minutos del final, el juez central marcó una pena máxima del ‘Gallito’ Vázquez sobre Luis Romo, misma que fue ejecutada por ‘Cabecita’ Rodríguez de forma efectiva pese a resbalarse.

Pese a los desesperados intentos de Toluca en el cierre, la zaga celeste y Jesús Corona pusieron el pecho a las balas para impedir el tanto de la igualada mexiquense.

Ya sobre el silbatazo final, Santiago Giménez puso cifras definitvas tras una contra en la que Jonathan Rodríguez lo dejó completamente solo para definir.

Así, Cruz Azul consiguió dar vuelta al global 4-3, metiéndose a semifinales gracias a la posición en la tabla.