Se hizo justicia en la pelea estelar de SmackDown: el equipo liderado por Corbin salió victorioso, luego de dominar la pelea.

El combate empezó por pareja, con Roman Reigns dominando a ambos (Ziggler y Roode); sin embargo, rápido le dieron vuelta y empezaron a imponer condiciones sobre Shorty G.

Luego, el equipo lanzó a ‘G’ hacia la mesa de los comentaristas, situación de la que salió tocado del hombro.

El equipo del ‘Rey’ siguió con el momentum y dominaron a Mustafa y Reigns, pero luego pidieron cambio y quedaron solos Corbin y Ali.

Por más que Ali dominó y dejo a Corbin en el piso, Zigler intervino y movió a Mustafa cuando le iba a caer por encima. Eso llevó a Corbin a poder dominarlo con facilidad y, al final de cuentas, levantar a Ali y tirarlo al suelo donde terminaría la pelea.