En noviembre del 2017, Tigres demandó a Cruzeiro ante la FIFA debido a un adeudo de más de dos millones de dólares en la transferencia de Rafael Sobis. 

Esta semana, el máximo organismo del futbol mundial informó que el equipo mexicano ganó la batalla legal y que el club brasileño deberá pagar 2.2 millones.

El único problema es que los ‘Raposa’ no cuentan con el dinero. 

Es por ello que el club brasileño, que deberá saldar su deuda antes del 15 de julio para evitar una posible sanción que prohiba fichajes, está pidiendo ayuda de sus aficionados para salvarse. 

“La próxima semana lanzaremos nuestra operación FIFA. Será una plataforma que cualquiera, si quiere ayudar con un dólar hasta 10 millones de reales, si quiere aún más, no hay problema”, declaró Sergio Santos, presidente del equipo. 

Sobis jugó 70 partidos con Tigres, anotando 22 goles y consiguiendo el Apertura 2015. La otra controversia que enfrenta el club de Belo Horizonte es por el préstamo de Pedro Rocha del Spartak de Moscú en abril del 2019.

En aquél caso, el fichar al ahora jugador del Flamengo le obligará a pagar 395 euros euros antes del 6 de agosto. 

TE PUEDE INTERESAR: OFICIAL: Atlante regresa a la CDMX, así será la nueva Liga de Expansión MX