Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, se sometió en la mañana de este
domingo a una ecografía para confirmar el estado de su rodilla
izquierda, dañada en una acción del encuentro ante el Cádiz, y el
resultado no le descarta para el estreno en UEFA Champions League del
miércoles ante el Shakhtar Donetsk.

El Real Madrid realizó las
pruebas médicas a su capitán y el resultado confirma que sufre un fuerte
golpe "en la parte posterior de la rodilla izquierda", según informaron a
EFE fuentes del club.

VER MÁS: "UNA DERROTA SIEMPRE ESTÁ BIEN PARA DESPERTAR": THIBAUT COURTOIS

Ramos se ausentó del grupo en la sesión
del domingo en la Ciudad Real Madrid y entrenará en solitario lunes y
martes, tratando la zona dañada y reforzándola con trabajo específico,
para apurar sus opciones de jugar el miércoles la primera jornada de la UEFA Champions League.

Zinedine Zidane será el que decida junto a su
capitán si apura para estar frente al Shakhtar Donetsk o Ramos toma un
descanso de un partido para llegar en perfectas condiciones al clásico
del Camp Nou ante el Barcelona del próximo sábado.

El técnico
madridista ya ha recuperado al brasileño Militao, que jugó sus primeros
minutos de la temporada en la segunda mitad ante el Cádiz y sería el
sustituto natural del camero en el equipo titular.