Hija de madre francesa y padre argelino, la modelo y presentadora de televisión de 27 años ha cautivado miradas durante la Euro 2016.

Ludivine y Bacary se conocen desde que tenían 14 años y juntos tienen dos hijos.