La Conmebol expresó su solidaridad con Edinson Cavani y
consideró que la sanción por parte de la Federación inglesa (FA) al
futbolista uruguayo, por un comentario en redes sociales, "claramente no
considera las características culturales y el uso de ciertos términos
en el habla cotidiana del Uruguay".

El delantero del
Manchester United fue sancionado el 31 de diciembre con 100 mil libras
(110 mil euros) y tres partidos por un comentario en su cuenta de
Instagram que fue considerado "insultante, abusivo e impropio" por la
FA.

Cavani, que deberá asistir a sesiones de "educación
presencial", escribió el 29 de noviembre, tras una remontada ante el
Southampton, "gracias, negrito" en contestación a un seguidor que lo
felicitó.

Al respecto, la Conmebol añadió en su
comunicado que el "juzgamiento de este tipo de declaraciones, en el
marco de un proceso que puede derivar en penalidades para el atleta y
que afectan su reputación y buen nombre, debe realizarse siempre
atendiendo al contexto en que fueron vertidas".

La máxima
autoridad del fútbol sudamericano, acotó que ese juicio debe hacerse
ante todo en base "a las peculiaridades culturales de cada jugador y
cada país".

"La Conmebol condena y condenará siempre con
la mayor energía cualquier manifestación racista o discriminatoria, pero
el caso puntual por el que Cavani fue sancionado no configura una de
ellas", concluye el comunicado.

La Asociación de
Futbolistas de Uruguay calificó este lunes de "discriminatorio y
racista" el trato de la Federación inglesa a Cavani y de "acto
discriminatorio contra la cultura y forma de vida de los uruguayos.

Tras
conocerse la sanción, Uruguay se volcó en la defensa de uno de sus
máximos ídolos, mundialista en tres ocasiones y segundo goleador
histórico de la selección.

La Academia Nacional de Letras uruguaya también expresó su "más enérgico rechazo" a la sanción.