Bayern München ha cumplido con la etiqueta que portaba como favorito y derrotó con marcador de 3-0 al Olympique Lyon en la segunda semifinal de la UEFa Champions League.

Apenas al 4', Memphis Depay pudo sorprender a los Bávaros, quienes estaban mal parados cuando Thiago Alcántara erró un pase que generó la contra francesa, pero el neerlandés falló en la definición.

Los de Hansi Flick se mostraron solventes en defensa y tras un par de jugadas peligrosas de conjunto galo, llegó la respuesta a los 18 minutos del cotejo por la vía del gran hombre del partido, Serge Gnabry.

El de Stuttgart tomó el balón sobre la banda derecha, hizo la diagonal hacia el centro mientras se quitaba rivales y mandó el esférico al fondo de las redes con un sólido zurdazo.

Así, la confianza Bávarafue en aumento y el propio Gnabry se encargaría de ampliar la ventaja apenas 15 minutos más tarde.

Tras una increíble falla de Robert Lewandowski a centímetros de la línea de gol, el '22' del Bayern aprovechó el rebote para sentenciar su doblete personal.

Para la segunda mitad trajo consigo una reducción importante en la intensidad de los alemanes, que no tardaron en llevarse un buen susto, que no pasó de eso gracias a Manuel Neuer.

Ya sobre el final, Robert Lewandowski se levantó para ganar de cabeza y sentenció la semifinal, lleghando a nueve partidos consecutivos marcando en la UEFA Champions League.

De esta forma, Bayern München alcanza su undécima final en la UEFA Champions League, presumiendo cinco 'Orejonas' en su palmarés y buscando la sexta el próximo domingo ante el PSG.